• laura roig equey

La ciudad feliz es la ciudad que permite a los ciudadanos no solamente vivir, sino vivir bien.

Quizás aquí, en nuestras ciudades, lo posible siempre sea aquello a lo que va ligado el corto plazo, el rendimiento fácil, el juego especulativo, la hybris (la desmesura, contraria a la prudencia), la poca visión de futuro. Por esto nos interesan las propuestas como las de Copenhague para poderlas reconocer como buenas para la ciudad y podamos imitarlas.


Objetivos propuestos para Copenhaguen 2025

• 75% de todos los viajes en Copenhague se realizará a pie, en bicicleta o transporte colectivo.

• 50% del transporte al trabajo o al centro educativo en Copenhague se realizará en bicicleta.

• 20% más pasajeros usarán el transporte colectivo comparado con 2009.

• El transporte colectivo será neutral en CO2.

• 20-30% de todos los vehículos ligeros utilizarán los nuevos combustibles como electricidad, hidrógeno, biogas o bioetanol.

• 30-40% de todos los vehículos pesados en Copenhague utilizarán los nuevos combustibles.